Actualidad dentro del mundo IT

  • El rol del CIO evoluciona hacia un papel más estratégico

    La figura técnica Chief Information Officer (CIO) se consolida en las compañías como una opción decisiva en el negocio.

    Cuando surgió la figura del CIO a principios de los años 80, muchos no entendían su papel. La posición ha sobrevivido y ha sido fundamental en las organizaciones, si bien ha experimentado una importante evolución, desde un perfil eminentemente técnico a un papel más estratégico. Para muchos profesionales del panorama TI, el CIO ha evolucionado de ser un profesional que vivía para rentabilizar el coste de las máquinas, hacia un papel de negocio.
    Aparecen tres nuevos roles en el horizonte del CIO:

    Arquitecto conversacional
    Los CIO siempre participan de las conversaciones de las estrategias de la organización. Pero el aspecto novedoso aquí es que la conversación estratégica sea dirigida y valorada por el propio CIO, lo cual parece inevitable en un mundo que se desplaza hacia la digitalización, y donde cada empresa fundamenta una parte o la totalidad de sus negocios en Internet. Por ello, algunas compañías necesitan crear infraestructuras de información para compartir la toma de decisiones. El CIO puede ser un arquitecto conversacional enfocado en tres elementos: prioridades  (contando con recursos en estos temas), secuenciación de las tareas, y echar mano de la teoría de la victoria (nos irá bien por las siguientes razones…).

    Tanteador digital
    Todas las empresas, tanto si son conscientes como si no, están inmersas en el proceso de transformación digital. Pero los problemas y peligros están a la orden del día si la empresa no dispone de una hoja de ruta. Una vez más, la figura del CIO aquí resulta primordial. No obstante, lo que ha sido inusual en el camino hacia la digitalización ha sido el contacto entre el CIO y el cliente; una relación que históricamente ha sido tangencial como mucho.

    Activista de microcredenciales
    Una parte importante de la transformación viene determinada por pequeñas observaciones acerca de lo que es importante, y es la manera en la que las personas comunicamos las tareas a abordar. Ello ha sido realizado con resúmenes que proponen listados de credenciales profesionales o educacionales en forma de diplomas y certificaciones. Este modelo está siendo sustituido por microcredenciales, también conocidos como “badge”, que hacen referencia a cualquier tipo de credencial que se centra en una habilidad o capacidad especial.

    Fuente: CIO

    ODM Computers: Impulsamos el crecimiento de nuestros clientes aportando las soluciones tecnológicas adecuadas en función de sus necesidades.

    13/01/2016