Actualidad dentro del mundo IT

  • Estar en la nube le hará ganar más dinero

    La falta de confianza en la seguridad y privacidad hace que las pequeñas empresas huyan de un modelo que permite ahorrar costes, aumenta la productividad y simplifica la gestión.

    La nube -un conjunto de servidores alojado en Internet- no es ni ciencia ficción ni algo exclusivo de las grandes multinacionales. Cuatro de cada diez compañías españolas ya utilizan alguno de sus múltiples servicios (correo o almacenamiento de información, por ejemplo) en su día a día, según la empresa de investigación de mercados IDC. Sin embargo, la cifra baja estrepitosamente si nos centramos en las más pequeñas. Casi un cuarto de las que tienen menos de 100 empleados está valorando esta posibilidad; el resto ni se la plantea. ¿Cuál es la causa? Los pequeños empresarios creen que no les ofrece la seguridad ni la privacidad necesaria, pero, si el proveedor es de confianza, en realidad ésta es mucho mayor que las fórmulas tradicionales.

    Gracias a los adelantos tecnológicos, la forma de gestionar un negocio está cambiando. Así lo asegura Manuel Alcoba, Presidente de la Comisión Cloud Computing de la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales (Ametic), quien considera que "la nube permite al cliente de forma autónoma utilizar recursos TIC según sus necesidades". Sólo necesita una conexión a Internet de banda ancha para acceder a ellos.

    Aunque el correo, el alojamiento de las páginas web y las herramientas ofimáticas son los servicios más demandados por las pymes, el catálogo es muy amplio. Almacenamiento, call centers, e-commerce, contabilidad, nóminas o gestión de fuerza de ventas, contactos y proyectos son otros recursos que ya están en el mercado y que están a disposición de las pequeñas empresas.

    Las nubes públicas evitan realizar inversiones de capital, garantizan el acceso a las últimas soluciones (sin necesidad de pagar licencias o actualizaciones) y la seguridad es mayor que la propia empresa puede implementar. Este modelo permite ampliar o reducir los servicios en función de las necesidades de cada empresa y de su evolución, lo que ofrece una gran flexibilidad en la gestión diaria de una compañía. Además, se trata de un sistema de pago por uso, en el que sólo se abona aquello que se consume.

    Sin embargo, cada día hay más pymes que se animan a imitar a las multinacionales y están construyendo nubes propias, en las que facilitan el acceso a diferentes recursos a empleados, socios y proveedores. Para abaratar costes, combinan estas clouds privadas con las públicas, creando un sistema híbrido, totalmente adaptado a sus necesidades.

    Qué beneficios puede aportar

    - Las empresas que usan la nube obtienen una mayor flexibilidad en el acceso a los recursos tecnológicos. En la mayoría de los casos se accede a ellos a través de opciones similares al alquiler, por lo que, si la pyme no está convencida de su utilidad, puede darse de baja. Esto hace que se atrevan a probar nuevos productos o servicios, ya que se elimina la obligatoriedad de comprarlos.

    - Ayuda a reducir costes operativos y de capital, puesto que no es necesaria una inversión inicial muy grande para tener acceso a todas las funcionalidades. El uso del cloud computing es escalable, lo que permite pagar sólo lo que se usa, no lo que se vaya a utilizar en un futuro. A medida que la empresa crece, va contratando poco a poco más servicios.

    - Mejora la agilidad, el crecimiento y la rentabilidad de un negocio. La pyme no tiene que invertir ni tiempo ni dinero en desarrollar nuevas tecnologías de la información, ya que es el proveedor de estos servicios el que ha hecho la inversión para ofrecérselas

    - Mejora la agilidad, el crecimiento y la rentabilidad de un negocio. La pyme no tiene que invertir ni tiempo ni dinero en desarrollar nuevas tecnologías de la información, ya que es el proveedor de estos servicios el que ha hecho la inversión para ofrecérselas

    - Facilita la expansión internacional de las empresas, ya que las soluciones que se encuentran en la nube están disponibles en cualquier lugar del mundo en el que la pyme opere. Con ello, se evita tener que desplegar cierta infraestructura o instalar determinado software, puesto que buena parte de ello se gestiona de manera remota.

    Fuente: Expansión

    ODM Computers: Impulsamos el crecimiento de nuestros clientes aportando las soluciones tecnológicas adecuadas en función de sus necesidades.

    02/07/2015