Actualidad dentro del mundo IT

  • Windows Server 2012, una oportunidad para las empresas

    La migración ofrece a las compañías un plan de implementación de objetivos y necesidades, lo que significa una reorganización necesaria y beneficiosa.

    Microsoft deja de dar soporte al sistema operativo para servidores Windows Server 2003, tras más de 12 años en el mercado. Como ya sucedió  con el fin del soporte a Windows XP hace un año, esto no supone que los equipos basados en el sistema operativo dejen de funcionar, simplemente estarán desprotegidos puesto que los de Redmond no crearán más actualizaciones de seguridad.

    Los beneficios tras migrar a nuevas actualizaciones son inumerables, además, tal y como Microsoft afirmó: "los cambios no serán un problema, ampliar o disminuir los espacios de almacenamiento es sencillo y económico, pues el nivel de adaptabilidad es enorme" con las nuevas versiones de Windows Server. Otra ventaja de migrar, es el aprovechamiento de las nuevas tecnologías, ya que el gigante ha ido lanzando novedades con sus nuevas soluciones de software, aprovechando mejor el cloud computing, lo que ayuda a una empresa a innovar.

    La movilidad se impone como una necesidad en el mercado y el acceso a la información desde cualquier dispositivo ya es una exigencia. Quien sirve esa información a esos dispositivos son los servidores y, en este aspecto Windows Server 2012 dispone de muchas más funcionalidades que Windows Server 2003. Con Windows Server 2012 podemos dar, por ejemplo, servicios a PCs virtualizados, una de las áreas que más crecemos o, servir aplicaciones a distintos tipos de terminales, ya sean tabletas o smartphones. Debido a que en 2003 no existían ni tabletas ni smartphones, Windows Server 2003 no soporta ahora esos dispositivos. tampoco en el año 2003, apenas había servidores virtualizados, pero en 2015 tenemos datos que hablan de que entre un 80% y un 90% de los clientes que visitamos despliegan los nuevos servidores en un entorno virtual. La virtualización con Windows Server 2003 no es posible.

    Si tenemos un equipo basado en Windows Server 2003, podemos hacer algo sencillo: una migración bien sea a la última versión, el Windows Server 2012 R2 o a otras anteriores como son Microsoft Azure y Office 365. Ahora bien, si los servidores son muy viejos, puede ser que una de las nuevas versiones sean demasiado potentes para funcionar bien y rápido.  Y es que, Windows Server 2003 aún se está ejecutando en el servidor con procesadores de 32 bits, mientras que Windows Server 2012 R2 y Windows Server 2016 ya requieren CPUs de 64 bits. Básicamente, podría llegar a ser necesario contar con servidores de menos de tres años de edad para usar la última versión del SO.

    Es muy importante, dicen los expertos, crear una copia de seguridad completa del entorno que el servidor tiene en Windows Server 2003. Además, si se puede convertir la copia de seguridad en una máquina virtual, sería aún más seguro. Hay que evaluar toda la información recopilada que debe pasar por un proceso de calificación categorizando los contenidos por tipo, importancia, grado de complejidad y riesgo, dirigir el destino al que se llevará todo, ya sea en la memoria local o en la nube, y por último migrar, de acuerdo con las necesidades de la empresa.

    Según el último estudio presentado el pasado mes de marzo y publicado por ChannelBiz, sólo el 15% ha migrado sus sistemas al completo, mientras que un 48% lo ha hecho a medias. Casi un 30% de firmas encuestadas tenía planes de hacerlo, mientras que un 8% no lo había planeado aún.

    Fuente: ChannelBiz

    ODM Computers: Impulsamos el crecimiento de nuestros clientes aportando las soluciones tecnológicas adecuadas en función de sus necesidades.

    15/07/2015